La Superindustria concedió a Mattel el registro de la marca Beatbo

La compañía limitó el alcance del signo solo a juguetes para niños en abril .

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Mattel es la principal compañía de fabricación y comercialización de juguetes en el mundo. Con presencia en más de 150 países, la empresa registró en su último reporte anual ingresos operacionales por US$519,23 millones para el año 2016 y desde 1945 trabaja por su posicionamiento en el segmento infantil.

Junto a sus tres principales líneas de producto, Barbie, Hot Wheels y Fisher Price, la compañía comercializa múltiples marcas, y recientemente, gracias a la decisión de la Superintendencia Delegada para la Propiedad Industrial de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) la sociedad adicionó Beatbo a su listado de marcas registradas.

En marzo de este año, el fabricante de juguetes estadounidense solicitó a la SIC la inscripción del signo nominativo en la clase 28 de Niza, en la que están amparados juegos y juguetes, artículos de gimnasia y deportes no comprendidos en otras clases y adornos de Navidad.

En su momento, la Dirección de Signos Distintivos de la entidad decidió no permitir la inscripción, bajo el argumento de que Beatbo podía confundirse con Beatbox, un registro marcario bajo el cual se comercializan auriculares, altavoces, cables de audio, reproductores multimedia y reproductores de audio digital para automóviles, teléfonos móviles y computadores portátiles.

Teniendo en cuenta esta decisión, Mattel Inc. radicó en abril un memorial ante la entidad con el cual limitó el alcance de su solicitud solo a “juguetes para niños”, dentro de la clase 28 de Niza, amparándose en el principio de especialidad marcaria, bajo el cual ambos signos, al identificar productos diferentes, no presentarían ningún riesgo de confusión en el mercado.

Una vez realizados los oficios necesarios, Mattel decidió apelar a la decisión, la cual fue escalada dentro de la Superintendencia hasta la oficina de Propiedad Industrial, donde la superintendente delegada para esta labor, Mónica Andrea Ramírez Hinestroza, realizó nuevamente un análisis de confundibilidad entre los dos signos.

Tras revisar el caso, la SIC decidió revocar su decisión previa y conceder a la compañía de juguetes la inscripción del signo Beatbo en la clase 28 de Niza, el cual en principio estará vigente por diez años.

LOS CONTRASTES

  • Álvaro Ramírez BonillaGerente General de BR Latin America

    “En este caso Beatbox identifica productos relacionados con audio y sonido para automóviles, y Beatbo juguetes para niños. Ambos signos identifican productos plenamente diferentes”.

El gerente general de BR Latin America, Álvaro Ramírez Bonilla, explicó que “conforme al principio de especialidad marcaría, el titular de un signo no puede acaparar su uso en el comercio, por esto gracias a la clasificación de Niza un signo se registra para identificar productos o servicios específicos en el mercado”.

Según el abogado, ambas marcas identifican productos plenamente diferentes que para los consumidores no serían confundibles, pues es poco probable que asocien juguetes con productos relacionados con audio y sonido para automóviles.

Antecedentes:
En marzo la Dirección de Signos Distintivos de la SIC negó a la compañía de juguetes Mattel Inc. la inscripción de Beatbo, dado su parecido con la marca registrada Beatbox. Ante esta negativa, la empresa estadounidense radicó un memorial con el fin de limitar la cobertura del signo solo a juguetes para niños, para que amparado en el principio de especialidad marcaria, se declarara viable el registro.


TEMAS

SIC - marcas - mattel